Cómo desarrollar la espiritualidad en los niños

como-desarrollar-la-espiritualidad-en-los-ninos

 

  • La dimensión espiritual se refiere a aquellos aspectos de la vida humana relacionados con experiencias que trascienden los fenómenos sensoriales, es decir, que van más allá de la percepción de los sentidos, expresada así por Joseph Joubert: “Cierra los ojos y verás”

 

  • Esta dimensión ha recobrado importancia en los nuevos tiempos hasta el punto de que se incluye entre las megatendencias del siglo XXI y se ha afirmado por parte de expertos que “Este siglo será espiritual o no será”

 

  • Aunque frecuentemente la espiritualidad se relaciona con la religión, puede darse perfectamente en el descreído y no darse en el creyente

 

  • Los padres pueden promover en sus hijos el crecimiento espiritual al igual que se cultiva el crecimiento físico, mediante las siguientes acciones en concepto del experto David Heller: generando confianza en el hijo, cultivando su libertad y demostrando interés en la vida de este al invertir tiempo en su compañía, propiciando el diálogo y ejerciendo la capacidad de escucha.

 

  • Otros influjos que promueven la espiritualidad provienen con frecuencia de los amigos, los maestros y unos pocos medios masivos de comunicación social.

Lea también: aprender a vivir 

  • El inicio de la formación espiritual se establece desde los idearios afectivos de los padres, se promueve durante la gestación y se  potencializa en la vida postnatal mediante el acompañamiento de los padres o adultos significativos.

 

  • Todos los niños y niñas tienen una espiritualidad inherente que se expresa en acciones como la sintonía con la vida y la naturaleza, la capacidad de asombro, su capacidad de introspección y sentido de la esperanza.

 

  • El alcance universal de la espiritualidad se fundamenta en el hecho de que se mueve en la dimensión de las vivencias y no de las creencias ideológicas.

 

  • Un sabio proverbio chino afirma que “Nada sienta mejor al cuerpo que el crecimiento del espíritu”

Lea también: lo que nos enseñan los hijos 

 

Juan Fernando Gómez Ramírez

Pediatra y Puericultor

Corporación de Amor al Niño Cariño 


Compartir